Un 2019 devorado por la inflación: la recaudación tributaria del Chaco creció 18,8% y tuvo una pérdida real de más de tres mil millones de pesos.


En todo el año 2019, la provincia del Chaco tuvo una recaudación tributaria propia por un total de $11.334,9 millones, equivalente a un crecimiento del 18,8% respecto al 2018. De ese modo, quedó treinta y cinco puntos por debajo de la inflación anual, y a raíz, la pérdida provincial en términos reales es superior a los tres mil millones de pesos, según destacó la consultora Politikon Chaco en un informe recientemente publicado.


De acuerdo a las planillas elaboradas por el Ministerio de Planificación y Economía de la Provincia del Chaco, la recaudación tributaria chaqueña durante el año 2019 totalizó $11.334,9 millones, y de ese total, el 75,2% corresponde solamente a los Impuestos a los Ingresos Brutos.


El incremento respecto al año 2018 del total de la recaudación tributaria provincial fue del 18,8%, quedando de ese modo treinta y cinco puntos por debajo del IPC nacional del año 2019. Por ello, se estima que la pérdida real de recursos de la administración provincial en concepto de recaudación propia tributaria rondaría en los $3.342 millones.

Observando por tributo, el Impuesto a los Ingresos Brutos recaudó en el año 2019 un total de $8.525,3 millones, creciendo un 23,4% a nivel interanual. Ante este incremento notablemente por debajo de la inflación, la pérdida real en este concepto equivale a los $2.100 millones.

Por su parte, el Impuesto a los Sellos recaudó un total de $1.041,7, un 28,4% por encima de lo recaudado en 2018, quedando también por muy detrás del alza general de precios. Por ello, la pérdida real está estimada en los $206,1 millones.

En lo referido al Impuesto Inmobiliario Rural, la recaudación de 2019 totalizó $77,6 millones, y mostró una importante caída respecto al 2018: cayó un 9,6%, generando así una pérdida real equivalente a los $54,3 millones.

El concepto “Otros Recursos Tributarios” también tuvo una caída interanual: recaudó en 2019 un total de $1.690,3 millones, cayendo un 2,7% respecto a 2018. Traducido en términos reales, la pérdida es de $982 millones.

Finalmente, el total de la recaudación tributaria chaqueña totalizó en 2019 los $11.223,9 millones, con un incremento interanual de apenas el 18,8%, y perdiendo en términos reales la suma de $3.342,4 millones.


Si se analiza el crecimiento de la recaudación chaqueña versus la inflación en el período 2016 – 2019, se observa que solo en 2017 hubo un crecimiento en términos reales, mientras que en 2018 y 2019 la brecha entre ambos incrementos fue abultada, generando que, en esos dos años, la pérdida real acumulada de la recaudación tributaria del Chaco equivalga a los $4.888,4 millones.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *