Las provincias continúan teniendo fuertes caídas del empleo privado registrado


A nivel nacional, la cantidad de asalariados registrados del sector privado en junio 2020, mostró una caída del 4,8% respecto al mismo mes del año anterior, lo que equivale a una pérdida de 289.620 empleos registrados privados. A su vez, comparando con el mes de mayo 2020, en todo el país cayó un 0,1%, que equivale a la desaparición de 5.646 asalariados del sector privado en el mes. Si bien el mes termino con caídas, se destaca la notable desaceleración de la misma, que tocó su mayor nivel en abril, pero aún no logra mostrar incrementos.


Hacia dentro de las provincias la preocupación por la pérdida de empleo formal es grande: midiendo la comparación interanual, todas han mostrado caídas; por su parte, si vemos la serie desestacionalizada contra mayo, apenas seis distritos tuvieron incrementos. Este dato sobresale del informe realizado por la consultora Politikon Chaco, en base a datos oficiales del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación, sobre la situación del empleo privado registrado para el mes de junio 2020.

Situación de las provincias

Observado la situación de junio contra el mismo mes del año anterior, en términos relativos, la provincia de San Juan tuvo la mayor caída interanual de asalariados registrados del sector privado: -10,2%, única en llegar a los dos dígitos, una situación que se repite por tercer mes consecutivo. Le sigue San Luis (7,5%) y Mendoza (-7,0%). Es decir, que las tres provincias de la región del Cuyo sintieron con mayor fuerza la pérdida de empleo formal.

A su vez, Santa Cruz (-1,8%), Tierra del Fuego (-2,4%) y Chubut (-2,5%) son las que tuvieron las menores caídas.


El problema no es menor: hay provincias que no ven crecimientos interanuales del empleo formal desde hace más de dos años. El consolidado nacional no crece desde hace 23 meses: el último crecimiento fue un 0,2% en julio 2018.

Pero hacia dentro de las provincias la situación es bastante heterogénea: en un extremo tenemos a San Luis, que no ve crecimientos del empleo privado formal desde hace 54 meses: el último incremento se dio en diciembre 2015 (+0,8%).

Catamarca acumula 29 meses consecutivos de caídas; Río Negro 26; Buenos Aires, Chaco y Formosa 25; la CABA y Tierra del Fuego 23 meses; Córdoba, San Juan y Santa Fe 22 meses; La Pampa, Misiones y Santiago del Estero 21 meses; Entre Ríos, Mendoza y Tucumán 19 meses.

Corrientes y Jujuy, por su parte, acumulan 10 meses de caídas; Salta 9 meses; Chubut y Neuquén 4 meses; y La Rioja solo tres. En estos últimos casos se debe destacar que, si bien han tenido incrementos en el último año, los mismos han sido mayormente aislados y no sostenidos. En el caso riojano, por ejemplo, de los últimos 24 meses tuvo crecimientos en tres de ellos, y todos han sido bastante marginales (en marzo 2020, el último crecimiento que mostró, fue del 0,2%).


El análisis de la serie sin estacionalidad, para poder medir la evolución mensual, nos muestra que, en términos relativos, solo seis provincias experimentaron crecimientos en junio respecto a mayo 2020: encabeza Tierra del Fuego (por segundo mes consecutivo) con +1,6%; mientras que dos jurisdicciones (Corrientes y Misiones) no tuvieron variaciones. Por el contrario, Neuquén (-1,4%) tuvo la mayor caída.


Si vemos la evolución del empleo en el período marzo – junio (período Covid19), 23 de las 24 jurisdicciones del país experimentan caídas. Solo Tierra del Fuego (a partir de las buenas performances de los últimos dos meses) muestra un crecimiento (+0,9%). En el otro extremo, San Juan, con 5,2%, muestra la mayor caída acumulada. A nivel nacional la caída es del -2,1%.


¿Qué significa esto en términos de puestos de trabajo? En la provincia de Buenos Aires se perdieron 44.018 empleos formales durante la pandemia; en la CABA 25.746; en Santa Fe 10.999; Córdoba 8.348; y en Mendoza 7.376.

Le siguen Neuquén con la pérdida de 6.124 empleos formales; San Juan 3.956; Salta 3.198; Misiones con 3.069; Chubut con 2.311; Tucumán con 2.234; Chaco con 1.711; Corrientes con 1.404; Río Negro 1.354; Catamarca 1.343; La Rioja 1.336; Entre Ríos 1.324; San Luis 1.233; Santiago del Estero 1.076; y Santa Cruz 1.060.

Por debajo de los mil puestos de trabajo perdidos encontramos a Jujuy con 932; Formosa con 767; y La Pampa con 528.

Finalmente, Tierra del Fuego es la única con incrementos: sumó 283 empleos formales en el período.

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *