La coparticipación pegó un fuerte repunte en la última semana, pero volvería a desacelerarse los últimos días del mes


Columna especial para Economis Misiones – 25 de abril 2020

Ver nota original en:
https://economis.com.ar/la-coparticipacion-pego-un-fuerte-repunte-en-la-ultima-semana-pero-volveria-a-desacelerarse-los-ultimos-dias-del-mes/


Si bien el Gobernador Herrera Ahuad hizo publico la garantía de pago de sueldos de abril de los agentes públicos misioneros, uno de los grandes temas en la agenda económica nacional es justamente la caída de ingresos de las provincias, producto de una contracción en los envíos de coparticipación y la caída de las recaudaciones propias.

En ese marco, esta semana los envíos de transferencias automáticas han experimentado una fuerte aceleración, al punto de, al compararla a nivel interanual y mensual, representan importantes subas, que no estaban previstas en las proyecciones originales.

Entre el 1º y el 24 de abril inclusive, Misiones recibió $3.318,9 millones por coparticipación, leyes especiales y compensación de consenso fiscal: esta cifra significa un 58,9% más que en el mismo período de 2019 (la media nacional fue de 58%), al tiempo que, comparado con igual período de marzo pasado, la suba es del 24,1% (la media nacional fue de 22,5%).


Poniendo estos números sobre la mesa se puede apreciar una importante diferencia respecto a la inflación y, sobre todo, a las proyecciones realizadas.

Sin embargo, aquí arrancan las pálidas: en primer lugar, el período de referencia tiene diferencias en cuanto a días hábiles, que son en donde la nación hace el goteo de fondos. El período 1º al 24 de abril de 2020 contó con un día hábil más que el mismo de 2019 y que marzo. Si bien dicha diferencia podría no parecer ser importante, lo es.

La segunda cuestión es que los últimos días, las transferencias tomaron una importante velocidad en cuanto al volumen enviado, producto de vencimientos impositivos que posibilitaron la mayor disponibilidad de fondos a distribuir. No por nada, ninguna provincia, en este período analizado, tiene un incremento por debajo de la inflación.

Este tipo de situaciones nos indican que el volumen de transferencias no será igual en lo que resta del mes (al cual le quedan solo 4 días hábiles) y, por ende, las variaciones tanto interanual como mensual vuelvan a los valores estimados: nominalmente similar a marzo, y con caída real respecto al 2019. A esto se le suma la caída de la recaudación provincial, que se estima en cerca del 20%.


Dicho escenario se asemeja en prácticamente la totalidad de las provincias argentinas, pero tal como destacamos en otros informes, Misiones tiene ventajas sobre otras por diferentes factores: en primer lugar, tiene un muy bajo stock de deuda, cuenta con una menor proporción de obligaciones salariales sobre el total de su presupuesto, e invierte una buena parte del mismo en gasto de capital, que le da margen a hacer allí mismo un recorte para atender desajustes estacionales de caja ante la problemática de afrontar gastos operativos y atender la situación de emergencia.

Esas fortalezas permiten respirar un poco más holgadamente a Misiones, a diferencia de sus pares. Sin embargo, la tranquilidad es de corto plazo: si la cuestión fiscal mantiene cierta tendencia en el mediano plazo, los desafíos serán aún mayores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *