En la era Macri, todas las provincias del NEA mostraron caídas en la cantidad de trabajadores del sector privado: Misiones y Formosa muestran los peores resultados.


Según un informe publicado por la consultora Politikon Chaco, en las cuatro provincias de la región del NEA, durante el gobierno de Mauricio Macri, cayó el empleo en el sector privado.

La provincia de Misiones experimentó la mayor caída en términos nominales de la región: si se compara los datos de noviembre de 2019 frente a los observados para el mismo mes de 2015, en dicha provincia hay 9 mil trabajadores menos; por su parte, la provincia de Formosa muestra la caída más grande en términos porcentuales, ya que los mismos descendieron un 15,9%, siendo la tercera más alta del todo el país.


Entre las provincias del NEA, según los últimos datos dados a conocer por el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación, la provincia de Misiones tiene la mayor cantidad nominal de asalariados registrados en el sector privado, con un total de 96.201 trabajadores; le sigue Corrientes con 77.185, Chaco con 71.940 y cierra Formosa con 24.335.


Si se compara estos datos frente a los de noviembre de 2015, para evaluar lo que dejó la gestión de Mauricio Macri como Presidente de la Nación en este aspecto, se observa que en las cuatro provincias de la región hay menos asalariados registrados en el sector privado.

En Corrientes se observan las menores caídas: en términos nominales cayó apenas en 53 trabajadores, que implica una caída en términos porcentuales del 0,1%, la caída más baja del país.

En el Chaco, se totalizó una caída nominal de 4.788 trabajadores (-6,2%).

Formosa, por su parte, registró una caída nominal de 4.611 asalariados, significando un descenso del 15,9%, la más alta de la región y la tercera más grande del país.

Finalmente, en Misiones se contabilizaron 9.025 trabajadores menos que en noviembre de 2015 (la mayor en la región). En términos porcentuales, la caída es del 8,6%, la séptima más alta del país.


El 2018, año clave de la caída

La caída de los asalariados, observándolo desde la comparación interanual, se hizo más profunda a partir del abril de 2018, donde las cuatro provincias de la región iniciaron un proceso de pronunciado descenso, que tocó su piso entre noviembre de 2018 y enero de 2019, momento en cual, con excepciones, comenzó un proceso de desaceleración de la caída.


¿Que pasó en el resto de las provincias?

Comparando los resultados de noviembre 2019 con el mismo mes de 2018, solo tres provincias mostraron crecimientos en sus asalariados registrados del sector privado: en Neuquén crecieron 2,6%, siendo la más alta del país, seguida de Santa Cruz (+1,9%) y Chubut (0,8%). En el otro extremo, Tierra del Fuego (-9,3%), La Rioja (-6,5%) y San Juan (-6,5%) tuvieron los mayores descensos.

A nivel nominal, la mayor caída en ese año se dio en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, con un descenso de 48.080 asalariados.

En el NEA, la mayor caída nominal se vio también en Misiones: 2.196 asalariados menos registrados.


Ahora bien, si la comparación se la realiza sobre los datos del mes de noviembre de 2015, acumulando el período de gobierno del ex presidente Macri, también son tres las provincias que lograron crecer, encabezadas nuevamente por Neuquén (+5,8%), Jujuy (+4,2%) y Tucumán (+2,8%). Entre las provincias que tuvieron las caídas más grandes, de nuevo lidera Tierra del Fuego (-24,1%), seguida de San Luis (-16,1%) y Formosa (-15,9%).

En términos nominales, la provincia de Buenos Aires tuvo la mayor pérdida de trabajadores registrados del sector privado, con un total de 86.766. Esto significa que la cantidad de puestos de trabajos perdidos solo por la provincia de Buenos Aires equivale a más del total de trabajadores activos actualmente en el Chaco o Corrientes.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *