El gasto de capital del gobierno nacional a las provincias del NEA cayó un 77,3%.


De acuerdo a un informe elaborado por la consultora Politikon Chaco, la inversión real directa y transferencias de capital de la Administración Pública Nacional a las provincias de la región del Nordeste argentino (NEA) acumulado a febrero, cayó un 77,3% interanual.

En ese marco, Misiones tiene la ejecución nominal más alta de la región y la menor caída; le siguen Chaco y Corrientes, y cierra Formosa, que tiene una caída muy cercana al 100%.


En el total país, la inversión real directa y transferencias de capital a las provincias argentinas totalizó $4.750,3 millones en el período acumulado enero – febrero 2020, sufriendo un descenso del 53,4% respecto a igual período del año anterior.

Cabe aclarar que el total nacional incluye no solo a las 24 jurisdicciones sino también a lo relativo a “interprovincial”, “nacional” y “no clasificado”,

Observando por regiones, todas tuvieron enormes caídas en el inicio del año: el Noroeste argentino (NOA) finalizó el período con la menor caída interanual del país (-31,3%); seguida de la Pampeana (-42,2%).

La Patagonia cayó un 66,9%, el NEA un -77,3% y Cuyo -89%, siendo esta última la región con la caída más grande del país.


¿Qué pasó en el NEA?

A nivel regional, por su parte, el NEA en total registró una ejecución de $255 millones, representando así el 5,4% del total nacional, y cayendo a nivel interanual un 77,3%.

En la región, Misiones tuvo la ejecución nominal más alta: $147 millones, que le permitió tener además el menor descenso interanual de la región (-62,9%). La provincia llega a este resultado al tener el grado de ejecución más alto en el NEA (5,5% de su presupuesto vigente)

Le sigue Chaco con $71 millones (-74,2% interanual y 1,9% de grado de ejecución); Corrientes con $31 millones (-84,7% interanual y 0,9% de grado de ejecución); y Formosa, por su parte, lleva una ejecución de apenas $6 millones, teniendo así una caída del 96,7% interanual (apenas 0,3% de grado de ejecución).


La gran diferencia entre las provincias se explica en mayor parte por la velocidad del gasto (medida según el gran de ejecución mencionado para cada provincia), al igual que las caídas.

Para citar un ejemplo, en el caso formoseño, el 96,7% de caída interanual está explicado no por razones de recortes presupuestarios, sino porque entre enero y febrero de 2020 ejecutó apenas el 0,3% de su presupuesto vigente, cuando en el mismo período de 2019, la ejecución alcanzaba el 24,8% del presupuesto vigente.


Lo mismo ocurre en el resto de las provincias y tiene que ver con una decisión del gobierno nacional de cómo direccionar el gasto: durante los dos primeros meses del año el gasto se direccionó al fomento al consumo, y se dejó en segundo plano lo relativo al capital, con obra pública frenada en gran parte del territorio nacional.

Esa situación se hizo mucho más evidente en marzo a partir del inicio de la cuarentena, por lo cual es de esperar que durante el primer semestre, por lo menos, la inversión de capital se mantenga un nivel bajo a nulo.


Total país

A nivel nacional, solo la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (+77,8%) y La Rioja (+11%) tuvieron crecimientos interanuales; mientras que, del otro externo, San Juan y San Luis (-97,9% en ambos casos) fueron las provincias que registraron las mayores caídas.


Al igual que se manifestó previamente, es de destacar los grados de ejecución para entender las grandes caídas: La Rioja y CABA, las únicas dos jurisdicciones que mostraron incrementos, son al mismo tiempo las que tienen el mayor grado de ejecución (14,8% y 6,6% respectivamente); al mismo tiempo, San Juan y San Luis, que muestran las mayores caídas, tienen un grado de ejecución de apenas el 0,1%.

El informe toma como base los datos publicados por la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (ASAP) y el Ministerio de Economía de la Nación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *