El consumo de cemento en julio volvió a caer en el país, pero repuntó en el Chaco


Según un informe de la consultora Politikon Chaco, el consumo de cemento volvió a mostrar un descenso medido a nivel interanual en el consumo total nacional, y la caída fue con algo más de fuerza que la observada en julio. Sin embargo, en la provincia del Chaco tuvo un repunte y mostró un incremento del 6,4%.

El análisis sobre el consumo de cemento se realiza mes a mes y es una variable clave para hacer un seguimiento de la actividad de construcción, tanto pública y privada, en tanto indicador de la evolución de la actividad económica. 

En lo que respecta al consumo del total nacional, cabe destacar que en todo lo que va del 2020 el país muestra descensos interanuales, explicado por un lado por la caída de la actividad de la construcción entre 2018 y 2019, arrastre de la recesión económica, y el impacto de la pandemia a partir del mes de marzo a la fecha.

En abril, que fue el primer mes completo de implementación del aislamiento social, preventivo y obligatorio instituido a partir de la emergencia sanitaria, el país sufrió la mayor caída de consumo de cemento (-55,2%), explicada a partir de que determinadas actividades de la construcción pasaron a estar directamente suspendidas en las provincias, y sola unas pocas estuvieron trabajando, pero a un ritmo claramente reducido.

“A medida que en diferencias provincias se fueron flexibilizando actividades, se vieron ciertas mejoras. Pero como no en todas las jurisdicciones del país se permitieron las mismas actividades, notamos una clara heterogeneidad en la evolución del consumo de cemento”, explicaron desde la consultora.

En ese marco, la dinámica de consumo de cemento en la provincia del Chaco fue distinta a la nacional: en abril, mientras el total nacional caía un 55,2%, en Chaco caía un 21,2%; en mayo la caída del total nacional se recortó a -32,8% pero el Chaco tuvo un incremento total del 4,4%; sin embargo, en junio el total nacional volvió a desacelerar la caída a -7,3% pero Chaco volvió tener descensos (-1,0%), y finalmente en julio a nivel nacional hubo una caída más fuerte (-13,8%), al tiempo que Chaco mejoraba sus resultados (creciendo 6,4%).

Viendo específicamente a los datos de julio, en el Chaco se consumieron 19.634 toneladas de cemento en bolsa (+9,8% respecto al mismo mes del año anterior); y unas 3.358 toneladas de cemento a granel (-9,7% interanual), dando un resultado final de 22.992 toneladas en el mes, que es un 6,4% más que en julio de 2019.

“La explicación del incremento del caso chaqueño se da en observar el peso del consumo de cemento en bolsa sobre el total de consumo provincial, que alcanza el 85%. Por ese motivo, pese a las fuertes y sostenidas caídas de cemento a granel (que tocó un máximo de -78,7% en abril y en julio fue de -9,7%), el consumo total muestra una variación positiva por el empuje del cemento en bolsa”, se detalló.

Comportamiento del consumo de cemento en las provincias

En julio, el consumo total nacional mostró un retroceso del 13,8% respecto al mismo mes del año anterior. Sin embargo, hubo doce provincias con incrementos, encabezados por La Rioja (+23,7%), Catamarca (+23,1%) y Corrientes (+19,0%). Chaco se ubica como la provincia con el noveno mayor crecimiento del país y tercero en el NEA.

En el otro extremo, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (-63,2%), Chubut (-43,5%) y Santa Cruz (-43,1%) mostraron los mayores descensos.

Analizando por tipo de envase, el consumo total del país de cemento en bolsa creció un 10,9%, y solo cinco han mostrado descensos. Tierra del Fuego (+44,0%), Corrientes (+39,3%) y Salta (+30,4%) lideran los crecimientos; en cambio, la CABA (-50,4%), Santa Cruz (-45,5%) y Neuquén (-12,1%) mostraron los peores resultados. En este punto, Chaco creció un 9,8%, por debajo de la media nacional de 10,9%.

En lo que respecta al cemento a granel, el total nacional cayó un 47,6%, y solo Formosa (+26,0%) y La Rioja (+3,3%) tuvieron incrementos; la CABA (-78,7%) sufrió la mayor caída. Chaco en este punto tuvo la menor caída del NEA con -9,7%, por debajo de la media nacional.

En el marco del NEA, Formosa (-9,5%) es la única provincia que mostró descensos en el total de consumo de cemento; Chaco (+6,4%), Corrientes (+19,0%) y Misiones (+8,2%) mostraron crecimientos.

La situación dentro del NEA tiene una particularidad que se da en Formosa: Chaco, Corrientes y Misiones tuvieron incrementos de consumo de cemento en bolsa y caídas de cemento a granel, generado así un resultado positivo en el total de consumo. Formosa tuvo caídas en consumo en bolsa e incremento a granel: un comportamiento a contramano del resto de la región.


Finalmente, analizando el consumo acumulado del 2020, Chaco muestra una caída del 10,7%, la más alta del NEA. A nivel nacional solo cuatro provincias mostraron incrementos, y entre las provincias del NEA, solo Corrientes muestra una variación interanual positiva en el acumulado enero – julio, creciendo un 10%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *